Clarita

Lebanese Cuisine

La profundidad de sus especias, el abundante uso de vegetales y el aprovechamiento de todo tipo de productos hacen de la comida libanesa todo un acontecimiento en la gastronomía mundial.

Es una cocina amigable: sus sabores y técnicas se expresan en platos que pueden comer todo tipo de corrientes alimentarias; aquí hay sitio para celíacos, veganos y todólogos sin sacrificar el sabor ni los ingredientes tradicionales.

Los libaneses rara vez comen los restos de comida del día anterior ya que su dieta está caracterizada por la frescura de sus ingredientes, así como sus hierbas y especias. Entre ellos la menta, el orégano, el ajo, la pimienta de Jamaica, canela y nuez moscada son los más comunes. Pero no tan común como el pan, alimento básico que se sirve en casi todas las comidas en forma de pan plano o pita. De hecho, es tan imprescindible en una comida libanesa, que incluso en algunos dialectos se refieren al pan como esh, que significa vida. Aunque con el pan, las frutas y verduras se supera la cantidad de carne consumida en Líbano. Uno de los productos más conocidos es el jocoque o jocoqui el cual es un producto lácteo cuya base es leche de vaca fermentada.

Amira Abraham Hassaf, distinguida chef con 25 años de experiencia, pone lo más rico de la comida libanesa (Y otras cosas) en tú mesa, bajo su marca personal Clarita.